“Lavanda fresca en el jardin no puede compararse los cielos azules de Mongolia no pueden compararse a la inmensidad de tus ojos cuando estas cerca muero por el dulce de tu voz quiero bailar, quiero bailar quiero bailar, quiero bailar…