“Me dio una sirimba
un domingo en la mañana
cuando menos lo pensaba
caí redondo, como una guanábana
sobre la alcantarilla
será la presión
o me ha subido la bilirrubina

Y me entró la calentura
y me fui poniendo blanco
como bola (d)e naftalina
me llevaron a un hospital
de gente (supuestamente)
en la Emergencia
el recepcionista escuchaba la lotería
(¡treinta mil pesos!)
¡Alguien se apiade de mi!
grité perdiendo el sentido
y una enfermera se acercó
a mi oreja y me dijo
– Tranquilo, Bobby, tranquilo –

Me acarició con sus manos
de Ben Gay y me dijo
– ¿Qué le pasa, atleta? –
y le conté con lujo de detalles
lo que me había sucedido

Hay que chequearte la presión
pero la sala está ocupada y, mi querido
en este hospital no hay luz
para un electrocardiograma

Abrí los ojos como luna llena
y me agarré la cabeza
porque es muy duro
pasar el Niágara en bicicleta

No me digan que los médicos se fueron
no me digan que no tienen anestesia
no me digan que el alcohol se lo bebieron
y que el hilo de coser
fue bordado en un mantel



No me digan que las pinzas se perdieron
que el estetoscopio está de fiesta
que los rayos X se fundieron
y que el suero ya se usó
para endulzar el café

Me apoyé de sus hombros
como un cojo a su muleta
y le dije: – ¿Qué hago, princesa? –
y en un papel de receta
me escribió muy dulcemente:
(mi princesa, ¿qué va a ser de mí?, uh…)
– Lo siento, atleta –

Me acarició con sus manos de Ben Gay
y siguió su destino
y oí claramente cuando dijo a otro paciente
“- Tranquilo, Bobby, tranquilo –

Bajé los ojos a media asta
y me agarré la cabeza
porque es muy duro
pasar el Niágara en bicicleta

No me digan que los médicos se fueron
no me digan que no tienen anestesia
no me digan que el alcohol se lo bebieron
y que el hilo de coser
fue bordado en un mantel

No me digan que las pinzas se perdieron
que el estetoscopio está de fiesta
que los rayos X se fundieron
y que el suero ya se usó
para endulzar el café

(No me digan que me va cayendo
de tanto dolor
no me digan que las aspirinas
cambian de color

No me digan que me van pariendo
que le falta amor
no me digan que le está latiendo, oh no…)”.

—————————————————-

Juan Luis Guerra, El Niágara en bicicleta – 4:02
Album: Ni es lo mismo ni es igual (1998)
Singolo: El Niágara en bicicleta (1999)

Brano inserito nella rassegna I luoghi del cuore di InfinitiTesti.

Per altri testi, traduzioni e commenti, guarda la discografia completa di Juan Luis Guerra.

Per segnalare errori su testi o traduzioni, o semplicemente per suggerimenti, richieste d’aiuto e qualunque altra curiosità, potete scriverci all’indirizzo [email protected].

—————————————————-

InfinitiTesti è un sito amatoriale che propone traduzioni e revisioni di testi musicali da tutto il mondo. I nostri lavori sono disponibili nelle pagine Traduzioni e Discografie, o si può far riferimento anche all’Indice Generale, suddiviso in canzoni Italiane e Straniere. Per maggiori approfondimenti in merito ai nostri percorsi e alle nostre Rassegne, si può leggere la sezione dedicata agli Speciali. Per ricevere in tempo reale tutti gli ultimi post pubblicati, si possono sottoscrivere i Feed RSS di InfinitiTesti. Per collaborare in qualunque forma con la redazione, si può far riferimento alla pagina Contatti.

—————————————————-

—————————————————-

Brano proposto da: Mariana
Direttore: Arturo Bandini ([email protected])
Responsabile Quality: Alessandro Menegaz ([email protected])
Segretaria di Redazione: Arianna Russo ([email protected])

—————————————————-