“Si pudiera bajarte una estrella del cielo lo haria sin pensarlo dos veces porque te quiero, ay y hasta un lucero