“Dicen que las flores no dejaban de cantar tu nombre, tu nombre cariño que las olas de los mares te hicieron un chal de espuma, de nubes y lirios