“Sentado solo en un banco en la ciudad con tu mirada recordando el litoral tu suerte quiso estar partida mitad verdad mitad mentira como esperanza de los pobres prometida