“Cuando se queman las ideas quedan cenizas en la cabeza cuanto falta para que comprendan que hay que escuchar para hablar