“El marinero y el capitán se reunieron en un bar y encargaron otra botella de ron ese sería el puerto final y lo fue tanto, de verdad que bajo el mar ahora descansan juntos los 2.