“Te escribo en un rincón donde siempre me has tenido en soledad