“Amor mío, si estoy debajo del vaivén de tus piernas si estoy hundido en un vaivén de cadera esto es el cielo, mi cielo amor fugado, me tomas me dejas, y me exprimes y me tiras a un lado